Lección #83: 26 cosas que pasan a los 26

Mañana, 4 de Agosto, es mi cumpleaños y en honor a mis 26 velitas, y olvidando el hecho de que estoy en cuenta regresiva hacia los 30 #RelooojNoMarquesLasHoooras, aquí un conteo con todas aquellas cosas que empiezan a pasar en los “late twenties”:

1. Ya pasó (si es que alguna vez existió) el momento en que es socialmente aceptable lloriquear sobre tus desaciertos amorosos en redes sociales. Sí, sabemos que ese fragmento de canción va para él, sí, esa “reflexión” de status no fue muy indirecta. Estás camino a los 30’s, cómprate un diario.

2. Esas juergas que empiezan el jueves y duran 3 días son una realidad de la que empezarás a despedirte, dado que ahora te emborrachas con un pisco sour y te da sueño a medianoche. Lo único que sí dura 3 días es la resaca.

3. El Facebook se convertirá en este desfile de bebés y fotos de matriquis. Al principio las  envidiarás odiarás, de ahí pasarás por la fase de “me voy a morir sola y me encontrarán frente a mi compu tratando de photoshopearme un vestido de bodas” y de ahí harás paces con el asunto.

4. Entiendes por fin que el cerquillo es como ese ex tóxico: cuando pasas suficiente tiempo sin él, lo empiezas a extrañar, a considerar tenerlo de vuelta, olvidando que te hizo lucir como una idiota.

5. Llegará un punto en que tu plan “radical” del fin de semana, será ver maratón de series, comer pizza y dormir siestas que se asemejen a un coma.

6. Te baja por lo menos una crisis existencial al mes donde dudas absolutamente de todas las decisiones que has tomado en tu vida, desde tu carrera hasta el haber comprado papel higiénico doble hoja.

7. Hacer ejercicio deja de ser una opción, dado que tu cuerpo está pasando de ser un delicioso y firme cheesecake, a un flan. Hablando de cheesecakes, cuando los comes, parecen tomar un atajo directo hacia tus caderas.

8. Te es cada vez más fácil no tomarte a ti misma tan en serio. Si esto todavía te cuesta, intenta usar una batamanta morada en la oficina. Acelerará el proceso.

9. Después de 30 tutoriales de pelo, entiendes que no vas a lograr el “moño relajado” sin que parezca que tienes un nido de pájaros en la cabeza.

10. Ante una posible compra, haces diversos cálculos y equivalencias particulares como “no me puedo comprar este polo, cuesta 4 menús de almuerzo”.

11. Entiendes que no hay amor más grande, que ese que no se espanta al conocer tu pijama de invierno, tu pelo de dos días, tu cara de “me olvidé de desmaquillarme anoche” y tu aliento mañanero #HeIsAKeeper.

12. Te entusiasma más la presencia de comida rica que de alcohol en una reunión.

13. Tu grupo de amigos no es gigante, uno porque los años te han permitido descubrir a las personas que realmente valen la pena y dos, porque te da un huevo de flojera conocer gente nueva.

14. Puedes gastarte tranquilamente lo que te gastabas en ropa, en Casa e Ideas y maravillarte ante un 2 x 1 en edredones.

15. Hay gente que no soportas, hay gente que no te soporta. El mundo sigue.

16. Tu sueldo es como el floro que te meten los patas en la discoteca, como concepto suena súper bien, pero a la hora de la hora, no vale nada.

17. Tu idea de manicure express es pintarte por tercera vez encima del esmalte descascarado.

18. Si estás soltera, los 26 no suenan tan graves. Después de todo siempre dijiste que te casarías a las 28 por lo que te quedan dos años. Pero necesitas un año para organizar la boda y deberías casarte con alguien con quien hayas tenido una relación de por lo menos 1 año, lo que implica que… ya deberías conocer al novio. Todo bien. Tal vez el repartidor del KFC que acabas de pedir sea el hombre de tu vida.

19. La cantidad de cajeras de supermercado que se refieren a ti como “señora” empieza a incrementarse, incentivadas tal vez, por tu insistencia en ir sin maquillaje y con medio pijama a comprar.

20. La pregunta, ¿en qué carajo me gasté 100 soles? empieza a hacerse recurrente.

21. En las juergas jugar “Yo nunca” ya no es una opción, dado que 1) todos tus amigos ya saben todas las perradas que hiciste 2) ahora todos van con pareja y la situación puede ponerse jodidamente incómoda #EsoNoLoHicisteConmigoBastardo

22. No existe tal cosa como “ya lavé toda la ropa sucia”. Siempre habrá más. SIEMPRE.

23. Dices que te encanta Pinterest porque hay atuendos que no podrás comprarte nicagando súper lindos, pero en realidad te pasas 40 minutos viendo fotos de comida.

24. Sientes una gran sensación de alivio cuando tus amigos te llaman a cancelar planes.

25. Tu radar para detectar patanes y hombres que no valen la pena se ha agudizado. Mentí. Sigue igual de malo. Pero por lo menos te ofrecen a cada rato aumentar la línea de crédito de tu tarjeta.

26. Con todos sus pros y contras, igual tienes esa sensación bacán de que lo bueno, está recién comenzando.

 

Pdta: No se olvide de dejar sus saludos cumpleañeros más abajo y de solicitar la dirección donde se estarán recepcionando los regalos.

Gracias

La administración xD.

164 thoughts on “Lección #83: 26 cosas que pasan a los 26

  1. Feliz cumpleaños SC! No es por querer “poncharte el globo” ni ser mala onda pero juraría que este post no es nuevo. Me encanto tanto que hasta ahora recuerdo haberlo leído hace un año aproximadamente (tu eras la autora obviamente). Escribiste lo mismo a los 25?

Leave a Reply