Lección #32: El post de los buenos borrachos…

El pasado sábado se celebró en todos los rincones del mundo el Día del Amigo. Ok mentí, se celebró el “Día de vamos a venderles una fecha para que consuman full nuestro producto” en todos los huecuchos chupísticos del país #YTodosCaímosFelices. Lo cierto es que esta ocasión, que unía tan magistralmente la amistad y cantidades apoteósicas de alcohol, me hizo dar cuenta los diversos tipos de borrachos que uno puede encontrar en su grupo de amigos, una especie de pitufos pero alcoholizados:

– La lujuriosa: Ella es una dama, una lady, entre ella y Kate Middleton sólo hay 10 mil kilómetros y un heredero al trono de Inglaterra de separación… hasta que le das un par de tragos y #FuckTheTiarasIWantToBeAStriper.  Ella no baila, se menea, ella no camina, se desliza y lo que para ti es una simple barra, para ella es el set de Coyote Ugly. Por supuesto todo y todos gozan de una sensualidad irresistible, lo que usualmente la hace caer en brazos del hombre equivocado #HermanoMenorDeSuAmiga #SujetoQueTodavíaUsaShakiras #CaballeroQuePodríaTimbearConSusPadres.

– El sensible: Parece que este personaje mezclara 1 medida de vodka por cada 7 de drama juice, porque al finalizar su vaso, tiene las emociones tan alborotadas como el pelo de Gloria Trevi. Y es una caja de bombones, además, porque uno nunca sabe que le tocará esta vez: tristeza, enojo, una profunda confusión, crisis existencial, soledad inesperada…es casi como elegir un tema para la siguiente canción de Camila.  De lo que si estás segura es que terminarás dándole un laaaaaaargo discurso sobre como todo va a estar bien #YPerdiéndoteLaMitadDeLaJuergaDePaso.

– El generoso: Prepárense porque Santa Claus is coming to town y no se va a ir hasta que todos estén en un coma etílico. Alcanzada cierta cantidad de alcohol en el cuerpo, a este personaje se le abulta la billetera y adelgaza el sentido común, repartiendo tragos como volantes de Pizza Hut. Es mostro ser su pata, las primeras 3 rondas, pero de ahí te asalta la misma sensación que cuando estás en un restaurante “All you can eat”, quisieras seguir aprovechando la fabulosa oportunidad pero crees que te vas a desmayar en cualquier momento.

– La cariñosa: Todos hemos llegado a algún punto en una borrachera en que el mundo es un gran lugar de “estimación” hacia el prójimo. Pero no hay un personaje que derroche más amor, halagos y abrazos incómodamente largos como el borracho cariñoso #EreeeessssLaaaaaVoooooooz. Lo irónico es que muchas veces son las mismas personas que sobrias no te mandarían ni un poke en Facebook o son los amigos que la última vez que te dijeron cosas bonitas fue porque habían perdido alguna huevada que les prestaste. Pero amor es amor, así que bienvenido sea.

– El personal space invader: Basta con que este pelotas esté tieso para que pierda todos los límites sociales y sentido del decoro. Sí, estás tomando whisky, lo sé porque pareces considerar que 2cm es una distancia apropiada para conversar #SpitterAlert #HubieraTraídoMiParaguas. Se te pega, te habla nariz con nariz, te jala para todos lados, te grita en la oreja y de ahí se ofende el cabrón porque le pones cara de “Una más y te dejo estéril” #ConchudosConchudosEverywhere

 – El free spirit:

              – Oye, estás borracho

              – Nistoy borrruachooooo

              – Estás hasta las huevas…

              – Pfffff si nue chupao naaadaaa … de qui color son mis ojoooos?

              – Marrones?

              – Maaas ronessssss entonceeeeeeeeeeeeeees

Así transcurre la mayor parte de la noche. Le pides que tome menos, se embroca shots de Jäger, le compras una botella de agua, la llena de vodka, le llamas un taxi para su casa y hace que lo deje en otra juerga #ScumbagDrunk, por lo que a lo largo del tiempo aprendes que no hay nada que puedas hacer más que encomendarlo al niño Manuelito cada vez que salen.

Por lo visto, uno no sabe los amigos que tiene hasta que los emborracha… no mentira, en realidad uno no sabe los amigos que tiene hasta que pones en aleatorio su Ipod #LoPuseEnUnTwitYLoReconfirmo. Al final, sin importar que esta celebración haya sido más falsa que boda de Kim Kardashian, es cierto que deberíamos celebrar la amistad, siempre, porque no hay un brindis (o dos o tres…) más sincero, que el que se hace por un buen amigo. Saluuuuuud!!!

 

 

 

56 thoughts on “Lección #32: El post de los buenos borrachos…

  1. Pingback: chanel handbags
  2. Pingback: hermes handbags

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s