Lección #30: Los milenarios

El otro día en medio de una larga conversación con un amigo, de esas en las que empiezas a relativizar hasta la mera existencia de la copa de vino que te estás tomando, solté una frase con la que me sentí casi con un pie en la morgue: “En mi época…” DAFUUUUK MAN?! O sea tampoco soy BFF de la reina Isabel pero lo cierto es que siempre que piensas en tu época y generación casi nunca te refieres a cuándo naciste, sino a los años en los que empezaste a salir, juerguear, probar cosas nuevas, tener enamorados, chapes sin estar (y a sentirte casi una cortesana por eso). A partir de toda esta borracha profunda reflexión llegamos a las siguientes aterradoras conclusiones:

1. Los 80’s ya no fueron hace 20 años.

2. Soy una “milenaria” #MeAcaboDeInventarEseTérmino #SociólogaModeOn #MeZurroEnLaGeneraciónY, es decir, gran parte de “mi época” se concentró  en la década pásada, en los comienzos del nuevo milenio (yo también pensé que las computadoras se iban a volver transformers en el año nuevo del 2000). Soy parte de una generación tan colorida como los smackers que nos colgábamos de los jeans y las correas de 5 lucas que se deshilachaban a la semana.  A continuación un par de características resaltantes de este periodo histórico:

– La escarchamanía: Mucho antes de la aparición de los sparkling vampires cortesía de Twilight, existimos nosotras, las vampiresas del brillo (como las magas del brillo sólo que menos útiles y bien rochosas). Aparentemente ante la desaparición de las bolas de disco, las mujeres milenarias decidimos ser las nuevas portadoras del brillo en las fiestas. Y no estoy hablando de un poco de glitter en los párpados, estoy hablando de pomos cuasi proteicos de gels con olores dulzones en los que nos sumergíamos antes de salir (también habían las que se recurseaban con escarcha de china y crema) . Demás decirles que no tenían mayor efecto con el sexo masculino más que dejarlos en evidencia si tenían contacto con nosotras #HijitoPorQuéTuCuelloEstáBrillante?.

– Los precursores del reggaetón: Crecimos en un mundo donde el sexo con ropa no se daba en la pista baile sino en el sillón de tu casa, no obstante, la generación milenaria tuvo grandes exponentes de la música Sensualona/SuavecitoParaAbajo/NoEntendíamosLaMitadDeLasMetáforasSexualesQueCantábamos. Entre estos ilustres personajes se encontraba Azul Azul con su “bomba” y nuestra bizarra interpretación de lo que era un “movimiento sexi”, los Ilegales y su #NoQuieroNiImaginarAQueSeReferían “así que muévelo como quieras” y por supuesto El General que entre rapeos pervertidos y coros pegajosos nos hizo descubrir una de las importantes verdades universales: ellos sólo te quieren para mmmmmmm (?).

– Somos una generación bilingüe: No, no me refiero a que nos agarrábamos a dos a la vez, ni a las intensivas clases de inglés con libros británicos (From question 1 to 10 “putatik” in the correct box). Hablo de nuestra segunda lengua: el portugués. Porque antes de cantar mariconadas de Michelle Belau Teló existieron los fabulosos Axe Bahía. Ahora la gente hace pilates, yoga, spinning, pero en nuestros tiempos las mujeres nos manteníamos regias a punta de horas de práctica de estos ridículos bailes brasileros sin sentido. El problema? Bueno, alguna vez te preguntaste por qué nuestros hombres milenarios son tan borrachos? Una de mis teorías es que mientras la legión de robots femeninos samba lovers bailaba sola, ellos encontraron su pareja de baile favorita: la chela.

– La tecnología: Si te parece que hablar por el chat del Facebook es un infierno es porque nunca intentaste afanar por MIRC o fingiste tener “25 a +” en Latinchat (#SexiCachorritaPlease). Fuimos los primeros en usar y ver bailar al Nokia 3310 en las épocas en las que Claro era Tim, Movistar era Bellsouth y el ringtone mas bacán que podías tener era “La bamba”. Sobrevivimos sin redes sociales y a punta de mensajes misios, sin Google y con el inservible Altavista, sin tarifa plana y con el sonido indiscutible de la conexión telefónica a Internet (tan indiscutible como el sonido de tu vieja gritándote por la cuenta a fin de mes).

– El amor tropical: Gente que cree conocer el amor a través de la innegable profundidad (#sure) de Aventura o Chino y Nacho no sabe que el verdadero amor adolescente y los mejores bailes pegaditos (y con “pegaditos” me refiero a metro y medio el uno del otro) venían por cortesía de Chichi Peralta. El momento cumbre de las noches llegaba con “Amor narcótico”: empezaba con esta parte lenta inicial en la que nadie te sacaba a bailar porque #QuéRoche para de ahí pasar a ese merengue sabrosito con el que era imposible no ponerse afanoso. Grande Jandy, que hasta hoy nos pones a coquetear bonito y a preguntarnos qué coño es una ciguapa.

Sí pues, soy de la época de los polos de licra, las sandalias negras machonas, los cortes de pelo “en degradé”, los quinces con corsé y falda (no negligé como ahora #TeenSlutPlease), las “chakiras” blancas y la shakira pelirroja, las borracheras con Triple X, la locura por el dance revolution, la batalla entre Christina y Britney, BSB y Nsync, la transición de Discman a Mp3 a Ipod. Tuvimos la suerte de ser niños un buen rato antes de crecer y de estar rodeados de cambios constantes, lo que creo nos ha dado dinamismo y creatividad. Somos una buena generación, milenarios, y estamos recién empezando.

 

 

 

 

 

 

 

321 thoughts on “Lección #30: Los milenarios

  1. Pingback: GUCCI OUTLET BAGS
  2. Pingback: Hermes Handbags
  3. Pingback: besuchen Blog
  4. Pingback: NzPxezbm
  5. Pingback: CHANEL SALE
  6. Pingback: Scrapebox
  7. Pingback: chanel outlet bags
  8. Pingback: Chanel Outlet
  9. Pingback: Hermes Bag
  10. Pingback: CHANEL OUTLET
  11. Pingback: Chanel Outlet
  12. Pingback: gucci outlet
  13. Pingback: Chanel Handbags
  14. Pingback: chanel handbags
  15. Pingback: Chanel Bags
  16. Pingback: chanel bags
  17. Pingback: chanel outlet
  18. Pingback: Google
  19. Pingback: custom nfl jerseys
  20. Pingback: video genesis
  21. Pingback: tour adventures
  22. Pingback: North Dakota jobs
  23. Pingback: Billy Adamsen
  24. Pingback: Pure Leverage
  25. Pingback: Google
  26. Pingback: E-mail Lists
  27. Pingback: Google
  28. buenisimo el post, hiciste que regresara mi secundaria los brillos, procura coquetearme maaaaas, siiiiii soy una milenaria 😉

Leave a Reply