Lección #79: 10 atuendos que todas tenemos

El que NO dices que tienes puesto cuando estás chateando calentonamente con alguien

–       y … ¿qué tienes puesto ahorita?

–       Un camisón negro y unas “braguitas” de encaje.

Bitchplease.

Tienes un buso gris al que ya se le soltó la pretina y se te baja, un polo con una frase random en inglés que dejó de quedarte bien en el 2009 y medias con patitos. Redondeas el look con una cola sin gracia y puntitos de pasta dental en la cara.  Pero él no tiene porqué saber eso, él puede seguir imaginando que luces así:

gisele

Lo que dices

pijama

Lo que es

El que te pones cuando vas a algún lugar donde posiblemente esté tu ex

Ese con el que te ves guapa, pero no excesivamente sexi porque tampoco quieres que piense que te preocupaste demasiado (porque CLARAMENTE es el tipo de cosas que analizan los hombres).  Pelo suelto, labios rojos y tal vez alguna prenda que a él le encantaba para redondear el look toma-mierda-mira-lo-que-te-perdiste, que tiende a disminuir su efecto cuando lo adornas con media botella de ron y 3 mensajes a su buzón de voz.

El de la primera cita

Es el atuendo Zooey-Deschanel-soy-linda-y-accesible-pero-igual-quieres-comerme, ese con el que te ves guapa pero también un poquito inocente, un poquito niña buena/colegialadetusfantasías. Ese que no es provocador porque tú eres una dama y de ninguna manera vas a hacer nada con él en la primera cita… a no ser que tomen vino y huela rico en cuyo caso, fuck this shit, solo se vive una vez.

El de “es domingo, tengo resaca, y debo hacer compras porque mi refrigerador solo tiene un pedazo de queso que creo que inicialmente no era bluecheese”

La humanidad te pesa, la cabeza te revienta y tienes ese look Lorde que solo es válido si tienes un Grammy. Tu subsistencia depende de que llegues a alguna tienda y compres comida, Sal de Andrews, Aspirina y una Gatorade.  Si fuese por ti, irías en piyama pero te ataca el miedo de poder encontrarte con alguien conocido por lo que te pones el buso o jean más cercano, la chompa ancha que podría pasar como fashion si nadie se da cuenta del hueco en la manga y lentes oscuros. Hay altas posibilidades de que no te pongas sostén.

El de “tengo una reunión de mujeres donde estará la amiga que siempre se viste espectacular”.

Ahhh, nada como tener una reunión de féminas para desatar nuestra paranoia, más aún, si hay regias de por medio. Sí, esas que siempre parecen salidas de una board de Pinterest o un capítulo de Gossip Girl.

Para ese evento guardamos el atuendo de oro, ese que reúne todas las prendas lindas que solo te costaron dos quiebres emocionales lograr elegir: tacos insanamente altos, leggins de texturas extrañas e incombinables con cualquier otra cosa que no sea la blusa que tienes puesta y algún ítem mega fashion que pasará de moda antes de que termines de pagarlo.

El que dices que es tu atuendo “de estar en casa” cuando viene a visitarte él, pero not really

Es un martes en la noche y él anuncia que te quiere pasar a visitar. Tú sabes que no puedes pimpearte entera, que eso no es real, pero tampoco crees que sea momento de presentarle tu pijama antisexo, así que apelas a los famosos yoga pants, el polito extrañamente pequeño que oops! se le tiende a caer un hombro, una colita alta y un brillito rosado completan el look que lo mantendrá alejado de la cruel realidad por un tiempo más.

El que es todo lo contrario al que te gustaría estar usando cuando vas a una tienda de ropa pituca

One does not simply va a comprar ropa vestida de cualquier manera, es una de las grandes lecciones que nos enseñó Pretty woman. Porque una siempre entra a las tiendas y siente que la vendedora te está juzgando, que ella sabe que tú a veces te pones medias con balerinas en tu casa y que no puedes pagar ese saco de 300 soles que hiciste que te trajera en una talla menos.

Una debería entrar a estos lugares usando un sombrero gigante y fumando un cigarro con boquilla, pero la vida es cruel, y lo más probable es que justo te toque estar ahí el día en el que decidiste ponerte el jean con la mancha de mostaza y la chompa peluda.

El que es limitadamente lindo

Tacos enormes, vestido pegado, pelo con alisado y smokey eyes. Cuando sales de tu casa y te miras por 23241 vez en el espejo, te sientes regia, ganadora, imbatible.

Lamentablemente, unas horas después, estás sentada en la barra con los tacos en la mano, el vestido que insiste en subirse y tú en caerte de la banca por bajártelo, el maquillaje que comienza a adoptar un estilo mapache. Lo único que queda “smokey” es tu pelo, el cual está 50% ondulado, 50% liso y 100% fuera de control.

El de la entrevista de trabajo que te hará lucir bastante más profesional de lo que eres y mucho menos aterrada de lo que estás

La falda tubo, la blusa blanca, el saquito entallado, los tacos negros. Una colita alta para no lucir tan intimidante con las chicas, y un poco de labial rojo para la inofensiva sonrisa coqueta con los hombres. Sí, ese atuendo que te hace olvidar que estás en tus veintes, y no estás segura de que quieres hacer con tu vida, y que tienes dos canastas llenas de ropa sucia esperándote en casa y que puede que te hayas pedido un 2×1 de pizza ayer y vivas sola.

El que siempre “funciona”

Todas tenemos uno, a veces es solo una prenda otras un atuendo completo pero hay ese look que es un reverendo ÉXITO.

No sabes bien porqué, pero siempre que lo llevas puesto, parecieras convertirte en un gran pote de Nutella para el mundo. Todos quieren algo contigo, te encuentran guapa, te echan miradas coquetonas, te atienden rápido en las barras, te odian las mujeres. No lo usas siempre porque un gran poder conlleva una gran responsabilidad, pero cuando lo haces, sonríes mientras te lo pones pensando “uy…me voy a portar mal hoy día”

 

 

13 thoughts on “Lección #79: 10 atuendos que todas tenemos

  1. No sabes como me he reído con lo de la resaca (lo has descrito mejor que mi diario) !!! Todo muy cierto

  2. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” jajaja (escuche la voz del tío Ben!!!).
    Muy acertado post, mientras lo leía iba visualizando mi armario y ah si! Tb mi cesta de ropa sucia jajaja xD

  3. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” jajaja (escuche la voz del tío Ben!!!).
    Muy acertado post, mientras lo leía iba visualizando mi armario y ah si! Tb mi cesta de ropa sucia jajaja xD

  4. Hay bueno fuera pantalón de yoga y el polito suelto, yo uso sandalias condorito, esos pantalones que usan los JIPIS, y el polo del colegio, soy regia! Jajajjajajaja

  5. 🙁 Hoy estoy puesta el jean con mancha mostaza con la cafarena peluda y me acaban de llamar pa ir de shooping al Jockey :P…

  6. jajajajajaa ay es verdura jajajajaja. Aunque te diré que yo sí he ido a comprar en pijama y pantuflas más de un domingo :-p pero sólo a la bodeguita que está por mi casa porque queda a dos cuadras y no hay avenidas en el medio 😉
    Y el que te pones cuando te vas a encontrar con el ex es básico jajaja al menos fue básico alguna vez para mí cuando recién había terminado pero había feeling aún. Y qué rico es cuando te enteras por otras personas que lograste tu objetivo con ese atuendo, no?
    Excelente post SC la verdad todos estos atuendos, de una u otra manera todas los tenemos 😀

  7. es completamente cierto!! yo salgo tal cual loca o cuando quiero ir a la tienda salgo con mis pantuflas de perrito! tanto que mi mama dice que me va a llevar serenazgo jaaja.. y en mi casa peor !! medias de distintos colores look pastrulo total !!es así los flacos jamas veran la verdadera facha de “look de estar en casa” ! por lo menos no hasta que vivamos con ellos muajaja

  8. Siii cuando vas a la tienda, después de una noche juerga, con mis pantuflas de paul frank, un buzo gris, y una chompa relativamente larga y ancha, that disaster!!!! jajaja 🙁

  9. Siii cuando vas a la tienda, después de una noche juerga, con mis pantuflas de paul frank, un buzo gris, y una chompa relativamente larga y ancha, that disaster!!!! jajaja 🙁

Leave a Reply